sábado, 10 de diciembre de 2011

Los premios de referencia en la ciencia ficción


Premio Nebula


Premio Hugo

.....Como cualquier otra manifestación artística, el género de la ciencia-ficción cuenta con diversos premios que se suelen entregar anualmente en diversas partes del mundo. Aunque lógicamente el predominio histórico de los EEUU en la creación de obras de ciencia-ficción provoca que sean los premios entregados en aquel país los de mayor relevancia internacional. Debo decir que en general soy bastante escéptico a los premios entregados por los estadounidenses en otros artes como el cine o la música contemporánea (entiéndase Oscars o Grammies), puesto que el afán comercial que los mueve dificulta en gran medida que puedan premiarse obras de calidad y/o innovadoras, por marginales o difíciles que puedan resultar para el público no especializado. Afortunadamente este recelo no aplica en la misma medida a los principales premios estadounidenses de ciencia-ficción, pues la selección y votación de los nominados se efectúa al año siguiente de la publicación de sus obras, es decir, el impacto comercial es en todo caso a posteriori, nunca a priori.

De la considerable variedad de premios relacionados con la ciencia-ficción que se entregan actualmente en EEUU (Locus, John W. Campbell Memorial, Philip K. Dick Memorial...), dos siguen predominando por encima del resto: los premios Hugo y los premios Nebula. Aunque ya los he citado a raiz de algunas reseñas en entradas anteriores, me propongo ahora hablar de ellos con un poco más de detalle. Antes que nada debo reseñar que ambos premios se entregan en muchas categorías (novela corta, relato, relato corto...), pero lógicamente es el premio a la novela el de mayor relevancia de los entregados. Y que ambos premios admiten no sólo obras de ciencia-ficción sino también de fantasía, pues como ya he citado en ambas ocasiones ambos géneros suelen ir de la mano en muchos ámbitos y son muchos los escritores que se dedican indistintamente a uno u otro género.

Los premios Hugo (denominados así en honor de Hugo Gernsback, creador del término ciencia-ficción) se entregan en el seno de la Convención Mundial de Ciencia-Ficción por un colectivo perteneciente al mismo y seleccionado previamente al que se denomina Sociedad Mundial de Ciencia-Ficción. Es, pues, uno de los premios más antiguos, y en parte eso explica que fueran tremendamente populares durante los años 60 y 70. Desde entonces poco a poco han perdido liderazgo, y en la actualidad se ven claramente influidos por otros premios que se entregan meses antes. De todas formas, su sola mención potencia las ventas de una obra premiada, pues el carácter de aficionados con gran conocimiento del género de la sociedad que los entrega es un excelente barómetro del potencial comercial de una obra. Por ello no debe extrañar que premiara a auténticos best-sellers del género de indiscutible calidad como "Dune", "La mano izquierda de la oscuridad" o "Spin", ya reseñadas en este blog. Pero precisamente esa vertiente comercial ha causado que, sobre todo en estos últimos tiempos se haya entregado a novelas evidentemente más flojas como "Al final del arco iris", de Vernor Vinge, de fantasía como "Paladín de almas" de Louis McMaster Bujold o "La reina de la nieve" de Joan D. Vinge, o de fantasía y flojas simultáneamente, como "Harry Potter y el cáliz de fuego", de J.K. Rowling. Con lo cual mi consejo es que sigan usando los premios Hugo como referencia, pero con cierta cautela si buscan algo más que entretenimiento.

Los otros grandes premios entregados anualmente en EEUU son los Premios Nebula, concedidos desde 1965 por la Asociación de Escritores de Ciencia-Ficción y Fantasía. En este caso son, pues, los propios escritores quienes premian sus obras favoritas del año anterior, lo que evidentemente provoca que la calidad literaria de estos premios sea en término medio superior a la de los premios Hugo, aunque ello pueda ir en contra (no siempre) de la comercialidad de los mismos. Por ello no debe sorprendernos que en su lista de novelas premiadas figuren auténticos clásicos del género ya reseñados (o a punto de serlo) en este mismo blog pero que sin embargo no se alzaron con el premio Hugo, como "Tiempo de cambios" u "Homo plus", de Frederik Pohl, pero sin eludir clásicos tan disfrutables como logrados, caso de "Dune" o "La mano izquierda de la oscuridad". También en los últimos tiempos han concedido una mayor relevancia al género fantástico, como corresponde al creciente impacto comercial de este género en todo el mundo, pero sin tener que lamentar premio alguno a la saga Harry Potter... Y es que en mi humilde opinión los premios Nebula son los más importantes del género, los que mejor reflejan cómo el género va evolucionando cada año, garantizando normalmente disfrute y calidad. Así que ya saben, si una obra ha recibido el premio Nebula, no duden en hacerse con ella, lo normal es que merezca la pena...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.